Greenpeace califica de “gran victoria” la eliminación del impuesto al Sol

//Greenpeace califica de “gran victoria” la eliminación del impuesto al Sol

La organización ecologista ha difundido un comunicado en el que “celebra que finalmente se acabe con el impuesto al sol y con las trabas administrativas al autoconsumo”. El Real Decreto-ley (RDL) que incluye la derogación de ese gravamen y la simplificación administrativa de la tramitación de las instalaciones de autoconsumo fue convalidado ayer en el pleno del Congreso de los Diputados por 180 votos a favor (votaron a favor de esa convalidación todos los partidos menos PP, Ciudadanos y Foro Asturias, el partido fundado por Francisco Álvarez Cascos).

La responsable de la campaña de Energía y Cambio Climático de Greenpeace, Sara Pizzinato, ha calificado de “gran victoria” la derogación del impuesto al Sol y la eliminación de las barreras al autoconsumo: “las personas que luchan contra el cambio climático deberían ser premiadas, no penalizadas”, ha dicho Pizzinato. La batalla en todo caso continúa. “Ahora es necesario -ha añadido la activista- que el Congreso se comprometa a no modificar la parte relativa al autoconsumo en la tramitación del Proyecto de Ley que parte de la base del real decreto ley aprobado hoy”.

El Congreso de los Diputados convalidó ayer el RDL que contenía esas dos medidas -derogación del impuesto al Sol y simplificación administrativa- y, además, votó a favor de tramitar esa norma como proyecto de ley con carácter urgente y sobre el que cabe la posibilidad de presentar enmiendas)

Greenpeace publicó en 2016 un estudio en el que explicaba que una de cada tres personas en España podría producir su propia energía a partir de fuentes renovables, “generando hasta la mitad de la demanda de electricidad para 2050”. Además, su informe «Desmontando el impuesto al sol» muestra que las personas que se autoabastecen de electricidad renovable, además de pagar impuestos y costes del sistema como el resto de usuarios, aportan a España un valor neto adicional de 59 euros por cada megavatio hora producido, independientemente de que este se inyecte a la red o se autoconsuma. Por otro lado -añade Pizzinato-, “además, hay que reconocer de forma justa el valor de la electricidad generada por los autoconsumidores para acelerar la reducción de las emisiones de CO2 y reducir la factura de la luz para todos los hogares”.

By |2018-10-24T13:30:18+00:0024 de octubre de 2018|Noticias|0 Comments